CARMENMUGA

EN BUSCA DE MI LLAVE

La calma embriaga el alma, te relaja, te sosiega... somos como bestias que cuando tenemos paz interior, nos convertimos en criaturas dóciles y sofisticadas.

Que bella esa sensación de calma, la que hace que tu alma este tranquila, que por las noches duermas profundamente hasta entrar en el sueño profundo. 

Añoro esa sensación, últimamente yo no tengo calma, ni sosiego, ni tranquilidad, como puedo desearla tanto... y no poder alcanzarla...

Que triste sensación de descontrol, irritabilidad, intranquilidad, y amargura. Que feo es sentirse de ese modo. Como pesa en los hombros, como aprieta en el estomago, como corta el aire...

Duele, y mucho...

Dicen que el positivismo atrae cosas buenas, pero cuando esas cosas nunca llegan de la forma en la que esperas, ¿como vas a ser positivo? ¿Como?

Que alguien me lo diga que alguien me explique como cuando todo va mal, se puede ser positivo.

Pero no es por ser desagradecida, soy muy afortunada en la vida por vivir lo que vivo cada día y le doy gracias a dios por ello. 

Pero he sido muy feliz sin tener nada y muy infeliz teniéndolo todo y he sido muy infeliz no teniendo nada y muy feliz teniéndolo todo.

Que extraño es el ser humano, ¿verdad?

Sabeis, me encantaría mucho que de verdad supierais como soy, y no solo os quedaseis en la imagen, una imagen que se ha construido alrededor de mi piel sin ni siquiera yo darme cuenta, una imagen que me guste o no soy la que proyecto, pero no es la real, no lo es...

Y aun no consigo saber por que he creado algo que no refleja en absoluto mi corazón, mis sentimientos, y mi alma.

Me siento encerrada en mi propio cuerpo, me siento juzgada y triste por que no puedo salir de esa carcel que yo misma he creado y no encuentro la llave.

Quiero esa llave, la quiero y es lo que más quiero en el mundo.

Quiero la llave de mi felicidad...

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: